sábado, 13 de diciembre de 2008

Bienvenido seas...

Hoy a 6 días de haber nacido luego de 24 años, comienza otra vez para mi alegría mi nuevo mejor año… Mi madre estaría sonriendo si me escuchara al decir “mi mejor año” y así es; intento darle a la vida mi mejor sonrisa con todo lo que esta traiga, aunque reconozco que no las 24 horas de los 365 días estoy en dicha reacción, a veces perdemos de poquito a poco la cabeza; no obstante cada 10 de Diciembre comienza mi mejor año…

Me encanta escribir y más aun ver cómo evolucionan mis pensamientos a lo largo del tiempo, porque así mismo va evolucionando la vida. Hoy estoy aquí lejos de mi familia (que es lo que más me ha costado), pero porque así lo decidí yo, viviendo una experiencia única y maravillosa… Viví en mis 23, de todo un poco, trabajo, algo de rutina, mucha salud, un mayor grado de desenfado que otros asumen como rebeldía y para mí no es más que autenticidad; pero sabes que: “soy mejor que ayer y sigo teniendo conmigo lo más valioso el amor de una familia bendecida que cada día es mi esperanza y a la vez es mi inspiración, y que confía grandemente en mi”, vine al mundo para ser parte de su equipo, lo sé, lo siento y me satisface serlo. Siempre es hermoso saber que alguien más piensa en ti; no importa donde estés, te valora y te extraña, aunque estés lejos.

Estoy recobrando mi paz interior y disfrutando a plenitud de lo que vivo y de lo que viene… más de lo que vivo; menos prisa, menos preocupaciones, mas dicha porque está aquí juntito a mí, porque al final “todo pasa”, y lo único que nos queda en la memoria es aquello que pudimos aprender, el paisaje que disfrutamos, las sonrisas que provocamos, las emociones ante las que cedimos, los conocimientos que enriquecimos y el sentimiento de solidaridad cuando otro te sostiene, por ello nunca caes aunque decaigas.

Hoy soy feliz y me dedicare a serlo, a amar porque la vida se lo merece y porque no, yo también; amo a mis padres y me siento infinitamente agradecida de llevar en mi sus genes y su sangre, de llevar sus nombres como sello indeleble de cada huella que dejo por la vida…

Gracias Dios por enviarme a ser una pequeña luz en el mundo, porque cada ser humano lo es y por permitirme tener una clara idea de lo que soy y puedo lograr.

2 comentarios:

Carolina Sánchez A. dijo...

ayyyyyyyy que linda!! espero que yo este dentro de esa familia que tanto mencionas!! HERMANA!!! qué te parece? Tu madre me dijo también que sería mi mejor año...así querida escritora que ya nos veremos LuZir :P

Niser Leon dijo...

hermana y usted lo duda??? para mi familia, son esas personas que siempre estan contigo y enriquecen y haces enriquecer su leyenda personal... mi familia es mi tesoro...
Sera nuestro mejor anio...